Nuestra Historia

Carlos y Lilian en 1965 compran el restaurante Chifa Chang ubicado en el Palacio Arzobispal de la ciudad de Quito en la Calle Chile y Venezuela. Desde sus inicios ellos pensaron en convertirlo en un restaurante de comida típica.

Sin embargo, la fiel clientela del Chifa Chang nunca se enteró de este plan. Carlos y Lilian trabajaron duro los primeros meses aprendiendo la naturaleza del negocio para convertirlo al poco tiempo en uno de los mejores restaurantes del centro de la ciudad de Quito. Muchos de los cocineros que comenzaron en esas épocas todavía están con la familia hoy.

El Chifa Chang estaba originalmente ubicado al frente de la Plaza Mayor en una privilegiada zona de negocios en la época de los 60s. La mayor parte de la clientela solían visitarlo para degustar platos favoritos chinos como el tradicional Chaulafán o simplemente para tomar un delicioso café en la tarde.

Debido a los cambios en la ciudad, Carlos y Lilian decidieron que era tiempo de mudarse a una nueva ubicación. A mediados de 1970, el restaurante se muda a unas dos cuadras al oriente sobre la calle Chile justo al frente del Convento de San Agustín.

Desde ese momento se crea Meneses e Hijos Cía. Ltda. con la perspectiva de hacer crecer el restaurante y diversificar la oferta culinaria. Es así como en 1976 se abre el primer restaurante tipo self-service en el Centro Histórico de Quito ofreciendo una amplia selección de platos que podían ser combinados a gusto del consumidor en una extensa variada vitrina de comidas, que incluían desde las suculentas sopas de fideo con pollo hasta la muy demandada lengua en salsa y los deliciosos postres de babaco.

Adicionalmente a la oferta de comida, ese mismo año se apertura en una sección del local la Pastelería y Panadería para ofrecer a la distinguida clientela una variedad de pasteles y panes tradicionales para degustación de grandes y chicos. Parte de los pasteles mas demandados de la época incluyeron el tradicional Chimborazo y las Milhojas de Manjar, así como también los Panes de Sal y tipo Brioche.

En el año de 1978 para atender la creciente demanda culinaria, el Cucurucho de San Agustín abre sus puertas en el primer piso del local como un exclusivo restaurante con servicio de bar para los altos ejecutivos citadinos de la época.

Con el advenimiento de nuevas generaciones y para satisfacer a grandes y chicos en 1979 se inaugura una cafetería estilo americano en la cual se ofrecen una amplia gama de comida rápida, incluyendo a los famosos Club Sándwiches, Hamburguesas Jumbo y el muy demandado Hot Dog.

En 1990 se apertura el servicio de Pizzería y se adicionan al menú de la cafetería un delicado menú Italiano, dentro del cual se incluyeron platillos como la lasaña, canelones y tallarín a la boloñesa.

Desde ese entonces Cafetería Meneses e Hijos con una tradición familiar de mas de 50 años sigue sirviendo con gusto a todos sus clientes los mejores platillos en el Centro Histórico de Quito, innovando a lo largo del tiempo con nuevas recetas y excelente comida.

Les esperamos acá para hacer de su visita al Centro Histórico de Quito una excelente visita acompañada de deliciosa comida.